Enuclación ocular

Supone la extirpación de todo el globo ocular incluyendo, por tanto, la esclera.

Es la técnica indicada para los casos de patología tumoral, aunque también la usamos en aquellos casos en los que la esclera remanente del paciente es escasa, o está muy retraida para hacer una evisceración. El tumor más frecuente dentro de la estadística recogida por nosotros es el retinoblastoma (52,6% del total de tumores), seguido del melanoma de coroides (23,6%).

En todos ellos la cirugía de enucleación es la indicada, ya que, la pieza debe ser enviada al laboratorio de anatomía patológica para su estudio; dando un diagnóstico de certeza de la estirpe tumoral y si la extirpación ha sido completa.

En estos casos, siempre reconstruimos el volumen orbitario con impantes sintéticos de gran tamaño y coberturas autólogas del paciente, en la cara anterior de dicho implante.

AntesAntesAntesAntes